7 maneras sencillas para aliviar el estrés.


estresTodos en algún momento sentimos que no tenemos opciones o que vamos a matar a álguien, estos consejos nos ayudarán si no a tener más opciones y a sentirnos relajados, al menos a planear una mejor manera de asesinar a la otra persona.

1. Da una pequeña caminata: No es necesario que sea largo o que dure mucho, sólo caminar un poco. Aunque sea hasta la garrafa de agua. El objetivo es alejarte de la fuente de estrés para así calmarte. Unos minutos para pensar es todo lo que necesitas para tener otra perspectiva.

2. Lee un poco de ficción: Estés estresado, triste, o de los nervios, leer un libro siempre desconecta al máximo. Ideal si es un libro de ficción. Leer ficción te desconectará de tus problemas e incluso de tu mundo. Mientras te concentres leyendo la historia, ni que sean diez minutos, olvidarás todos los problemas.

3. Medita o reza: A veces la mejor cosa que puedes hacer para desestresarte es simplemente pausar. Muchos expertos recomiendan la meditación. No hay más misterio, simplemente siéntate e intenta vaciar la mente. Si eres religioso/espiritual rezar causará el mismo efecto de desconexión.

4. Mira vídeos graciosos: Otra gran fuga del estrés son las risas. Reír te desconecta de los problemas y te hace sentir mejor. Si tienes algún vídeo favorito de Youtube, algún episodio de la serie de humor que sigas, o algún post de por ejemplo Gran Angular, descansa unos minutos y regálate unas risas.

5. Tómate un té: Si estás estresado tomar cafeína no ayuda. Tómate un relajante té de hierbas relajantes. El hecho de hacerte beber algo sin prisas puede calmarte, sobretodo si te aleja del foco de estrés (véase por ejemplo el escritorio).

6. Golpea una almohada: Según dónde estés y cuál sea tu personalidad, darle unos puñetazos a un cojín puede ayudarte. Imagina el estrés escapándose de ti a través del puño cada vez que golpees. Si estás en la oficina intenta no probar esta técnica con ese molesto jefecillo que te cause tanto estrés.

7. Respira lenta y profundamente: Cuando estamos nerviosos y estresados, solemos respirar más rápido, tomando poco aire. Concéntrate en tu respiración. Respira a través del estómago, no del pecho. Haz respiraciones lentas profundas y que te llenen por completo. Calmar tu cuerpo físicamente de este modo tendrá un efecto inmediato sobre tu mente. Además esta técnica puedes usarla junto a la meditación, multiplicando así su efecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s